SISTEMAS Y AGENTES DE SUPRESIÓN


Para la protección de riesgos específicos se utilizan los sistemas de supresión. Generalmente se componen de elementos que detectan el inicio del incendio, y elementos que almacenan el agente de supresión y lo expulsan a través de boquillas para controlar un fuego en su etapa inicial.

Según el tipo de riesgo será el sistema y agente de supresión que se elegirá. Se debe observar el combustible, las fuentes de ignición, las fuentes de calor, si el equipo a proteger es delicado o costoso, las temperaturas de operación, entre otros.
 
Algunas aplicaciones incluyen:
Cocinas industriales – con altas temperaturas y contenido de calor
Centros de cómputo – con equipo costoso e información valiosa
Máquinas de control numérico – con riesgo continuo de incendio por fricción, alto costo, y espacios reducidos
Vehículos de minería y buses – con inversiones fuertes y operación continua
Cabinas de pintura – con vapores inflamables altamente volátiles
Generadores – con volúmenes grandes y acceso restringido del personal
Los sistemas de supresión se calculan con el software propietario, o como preingeniería de acuerdo a los manuales de los fabricantes. El diseño, instalación y puesta en marcha debe hacerlo personal capacitado y certificado en planta. Los sistemas deben cumplir con los parámetros mínimos de diseño que requiere NFPA, entre los que se incluye: tiempos de descarga; concentración; cantidad de agente; cantidad, cobertura y posición de boquillas de descarga; métodos de actuación; corte de suministro de combustible.